Volver al Inicio

IMPACTOS DE LA REVOLUCIÓN VERDE, AGRICULTURA CONVENCIONAL

por Ing. Fernando Queirós

IMPACTOS ECOLÓGICOS



En Uruguay el 30% de los suelos está afectado por algún grado de erosión, alcanzando en Montevideo y Canelones el 60% (46% en grados moderados y severos de erosión).

Para un estudio realizado en Montevideo (Beloqui, C y Kaplán, A. 1998) se concluye que a pesar de que el 36% de los suelos presenta algún grado de erosión (30% entre moderada a severa) el deterioro de las propiedades de los suelos es relativamente bajo con relación a su prolongado uso, sin embargo el hecho más notorio es la degradación de la estructura de los horizontes superficiales o capa arable, estrechamente relacionado a la pérdida de materia orgánica.

Cursos, Talleres, Pasantías
Emprendimientos Juveniles Cooperativos
Visitas guiadas a ECOSUR: Servicio de Educación Ambiental, Granja Ecológica en Montevideo
Notas y artículos
Biblioteca en casa
Enlaces

La situación de los rubros granjeros más intensivos es comparable a los sistemas no sustentables (agricultura permanente fertilizada), lo que explica el deterioro de los suelos y la tendencia creciente de la práctica de incorporación de materia orgánica para mantener la productividad del sistema.

Adicionalmente los beneficios de la rotación no se limitaron a la reducción de la erosión sino que se expresan en mayor disponibilidad de nitrógeno y mejor estructura del suelo. La diversificación productiva determinó resultados económicos más estables, mejor rendimiento de grano y forraje y mayores márgenes brutos promedio.

En las zonas agrícolas también se produce el desplazamiento de cientos de variedades locales por variedades de alto rendimiento, desarrolladas por centros de investigación y que en general requieren para expresar su potencial altos niveles de insumos.

La biodiversidad también está siendo afectada en los cultivos agrícolas por el desplazamiento de cientos de variedades locales por variedades de alto rendimiento, que han sido y son desarrolladas por centros de investigaciones y que por lo general además requieren para realizar su potencial altos niveles de insumos.

En el ámbito mundial el uso de fertilizantes aumenta, pero la eficiencia cae abruptamente (Rosset, P. 1997). Las reservas de fosfatos del mundo, al ritmo actual de utilización y con la tecnología actual de extracción, tienen una vida estimada de 50 años (algo más de 100 años con el triple de costos de extracción). Uruguay no tiene reservas propias de este tipo de fertilizantes.

Uruguay no posee petróleo que es la matriz energética sobre la cual está construido el modelo actual. Desde un punto de vista estratégico surgen dos opciones: el desarrollo de sistemas más eficientes en el uso de la energía y otros recursos que no dispone el país o el de continuar utilizando los insumos más convenientes por su relación costo beneficio a corto plazo y confiar en que el desarrollo tecnológico encontrará caminos para superar las limitantes en un futuro.

 

Siguiente