EL @ REAL
Notas provisorias para el diálogo en la red

Cuando cayó el socialismo real (si es que alguna vez estuvo levantado), los capitalistas de siempre dijeron: "vieron, teníamos razón...".

Otros, entre los cuales muchos @, dijeron lo mismo, aunque por razones opuestas. Aquéllos, porque creyeron que habían ganado la guerra y matado la utopía para siempre; éstos, al contrario, porque creyeron que la utopía aún no había nacido y las batallas continuaban.

Entonces, en un momento histórico en el que el "socialismo real" ya no suscita más ilusiones y el "capitalismo real" está apunto de acabar con la realidad misma del planeta, tanto social como ecológica, ¿cómo hacer para realizar el @? ¿Cómo potencializar sus virtualidades?

Como se sabe, el @ no se lleva en la solapa, no otorga carnet con número de afiliado, no se compra ni se vende, no se cotiza en bolsa ni se decreta, no se puede clonar ni tampoco se transmite sexualmente...

Aún menos se traspasa por imposición de manos: querer imponer el @ sería como imponer un doble mensaje, al mejor estilo esquizofrenógeno: "Te ordeno que seas libre y espontáneo"... O aquél de la actual "democracia": "Privatizemos las ganacias, socializemos las pérdidas"...

¿Será oportuno remitirnos una vez más a las experiencias del pasado? Rescatar las experiencias exitosas puede ayudarnos a encarar los problemas del presente, y muchas de ellas, valiosas, apenas son conocidas por antiguos militantes, pero muy poco por el gran público. Basta recordar, en el presente "auge" del cooperativismo y la economía solidaria, la ignorancia general sobre las colectivizaciones españolas del 36, tanto rurales como urbanas, la autogestión industrial, etc. Muchas enseñanzas útiles pueden y deben recuperarse de aquel gran laboratorio histórico; un ciclo de conferencias-debate con proyección de videos puede ser una primera actividad productiva de memorias y nuevas experiencias. Re-conocer como un trampolín para lo desconocido a crear.

[breve interrupción para cambiar los pañales de mi hijo Luan, 11 meses, que no puede esperar]

¿Será esto suficiente, siendo necesario? ¿Qué otras actividades podemos inventar para realizar el @? Los lamentos y las quejas respecto a lo difícil de la situación actual no creo que nos ayude mucho. Una pista podría ser el análisis del @ real, ése que practicamos todos los días, a veces sin saberlo o sin quererlo, no de aquél que pregonamos en una inflamada asamblea o en una huelga dura, sino de ése cotidiano, pequeñito, casi silencioso, tan imperceptible que ya casi no lo sentimos al actuar. No estoy hablando de ideas fulgurantes, ni siquiera de ideologías incendiarias; hablo de nuestros cuerpos concretos, de nuestros actos minúsculos, de nuestras acciones cotidianas, de nuestras relaciones banales de cada día, de cómo el @ vive (o no), en este momento, en el aquí y ahora de cada uno de nosotros.

Tropezando en la cuerda floja del autoanálisis, siento que tenemos / somos varios inconscientes, como todo el mundo, y que nos dejamos llevar por la tendencia a desplazar nuestras culpas colocándola sobre los demás, reforzando así el círculo vicioso del chivo emisario; nos es difícil darnos cuenta de cuál es nuestra parte en los fracasos o de que negar nuestras responsabilidades es el combustible indispensable para la repetición compulsiva de nuestros errores. Las escisiones y las luchas fratricidas también han acampado en nuestras filas. No estamos vacunados contra el egoísmo ni el sectarismo, no somos inmunes contra el apetito de poder, la ambición o la estupidez. Tampoco somos mejores porque nuestros enemigos sean peores...

Ejercicio 1: repetirse cada mañana, como los originarios ("indios"): "naides más que naides". Tratar de asumir nuestra parte de responsabilidad en cada acto, agregando bastantes pizcas de humor. La risa colectiva es un buen antídoto contra las paranoias fascistas escondidas en nuestros más íntimos repliegues..

El @ ideal= peligro de platonismo cristianoide escondido, de creer que hay un @ trascendente en el más allá, en algún cielo subversivo, horizonte desde el cual bajarían las ideas revolucionarias, un único @ puro y duro, en acero inoxidable, y que la cuestión es cómo encarnarlo o alcanzarlo. Desconfiable olor de santidad, que puede llevarnos a quedar presos de la trampa metafísica de querer "ser" @, el viejo y antiproductivo juego de las etiquetas y fronteras...

[nuevas interrupciones por cuestiones de búsqueda de trabajo, cheques no depositados, intervención quirúrgica imprevista]

El @ real= lo que se hizo/hace + cómo se hizo/hace; diferente siempre del @ ideal. En cada situación nueva, debemos inventar el @ nuevamente, porque siempre es único, inmanente, se crea en el ámago de los procesos de liberación. Crear @ "descartables", aunque algo pueda reciclarse de vez en cuando. La cuestión no es tanto "ser no ser" @, sino "estar deviniendo @" ... cada cual a su manera y como puede... el deseo ayuda siempre en esas cosas de la vida... porque el deseo es el otro nombre del @....o viceversa...

Querer perennizar la organización lleva muchas veces a querer preservar la estructura y tirar por la borda su objetivo, pues casi siempre el aparato devora la profecía inicial. Contra esta antropofagia institucional, se puede ensayar la doble gimnasia de la autogestión y de la autodisolución permanente:

Ejercicio 2: en lo posible, tratar de hacer lo que otro hace y posibilitar que los otros puedan hacer lo que uno hace, sin misterios ni jerarquías.

Los partidos = sectas = iglesias = ejércitos = escuelas = familia = estado = multinacionales = etc.= formas sociales piramidales instituídas capturadoras de nuestra subjetividad, de nuestros sueños, de nuestros deseos.

Los partidos, como las escuelas, usan programas que dicen lo que habría que hacer y líderes que nos hacen creer que sólo ellos saben hacerlo; las sectas e iglesias usan catecismos y jerarquías que nos inculcan lo que no hay que hacer y los castigos que tendremos si lo hacemos; las familias y el estado todo eso junto... Y lo peor es que todo eso lo tenemos muy dentro de nosotros, entre-nosotros, en una maraña invisible que nos aprisiona desde el fondo de la existencia, haciéndonos creer que la realidad es piramidalizable al infinito, que no se puede cambiar y que encima es eterna...

[mi compañera Tininha me sugiere modificaciones que se van incluyendo en el texto, como un piano a cuatro manos...]

Estar contra todo eso es sólo el principio, la tarea es construir las alternativas, haciendo alianzas con los flujos liberadores=movimientos sociales instituyentes=libertarnos de algo (del capitalismo, de la verticalidad en todas relaciones, etc.) es sólo la 1ª fase; al mismo tiempo, necesitamos aprender a libertarnos para algo, un hacer diferente (2ª fase), ése el desafío .. y hacerlo con lógicas horizontalizables diferentes de aquellas combatidas... con tentavidas (lapsus electrónico por "tentativas") no euclideanas transversales (3ª fase)..y .. y ...

Ejercicio 3: El que des-piramidaliza primero y de manera continua, buen des-piramidalizador será....


¿Nuestro @ real produce libertad en nosotros y los otros? ¿Somos como los "salvajes" que inventaban dispositivos de autogestión para impedir la concentración del poder en las manos del cacique, autodisolviendo el Uno de manera permanente, o somos como los "civilizados" que gozamos con nuestras servidumbres voluntarias, buscamos patrones cuando no los tenemos, precisamos de un estado que nos reconozca para permitirnos "ser"?

Ejercicio 4: intentar construir alternativas sin que se vea nuestra mano, ni nuestro nombre quede registrado, ni nuestra persona sea el centro de nada, ni el dispositivo inventado quede envuelto en perfume de eternidad.

Somos capaces de organizar, por ejemplo, un coloquio de 300 personas de una manera autogestiva? Un encuentro que funcione de otra forma, diferente de la tradicional de clases magistrales, mesas redondas y público pasivo que sólo aprovecha los pasillos y las pausas para expresarse? (el coloquio internacional de toulouse sobre el anarquismo del siglo XXI funcionó de manera bastante tradicional..)

Supe que Ruben Cassina realizó varias experiencias de autogestión pedagógica, y creo que sería oportuno conocerlas, valorarlas y propagarlas...

Ejercicio 5: la autogestión de esta red, consolidándose en lo interno y abriéndose en lo externo, con actividades socioculturales, económicas, de formación, etc, que nos permitan aprender a gestionar de manera el funcionamiento complejo de dispositivos en movimiento.... en autogestión, está la gestión (toma de decisiones y riesgos, seguimientos, organización...)

Imaginemos: si tuviéramos la responsabilidad de asegurar la vida de una fábrica, de un barrio, una ciudad, un complejo industrial, la economía de un país.. ¿podríamos?

¿Somos capaces de inventar dispositivos de toma de decisiones colectivas que nos permitan aprender a decidir juntos con esas personas, de manera distinta que la clásica mano levantada, o la influencia de la personalidad carismática de alguien, o la mayoría hecha de la mitad más uno, o de agotadoras sesiones que terminan cuando el que se quedó hasta el final decide por los que se fueron?

[caminata a tres en el parque municipal, intercambio de experiencias e ideas, entre mate y mate; siento que no he sido capaz de ayudar a la Comunidad del Sur en las varias intervenciones que organizamos]

¿Podemos crear formas de producción-intercambio que no reproduzcan los vicios de la comercialización capitalista? Y podemos ser claros en nuestros compromisos y transparentes en la distribución de nuestros beneficios, practicando una justicia libertaria que hable por sí sola de su diferencia con la máquina capitalista?

Ahora que ya no tendremos más estado "benefactor", seremos capaces de crear redes organizativas solidarias capaces de resistir al neoliberalismo, sin caer en un nuevo pseudo-cooperativismo de capitalismo disfrazado ni en el partidismo tradicional esterilizante?

[lavada de platos con Luan agarrado a mis pantalones; recuerdo mucho a René Lourau, cuánto nos hace falta... y cuán poco se lo conoce...ídem respecto a Raymond Fonvieille....]

¿Y por casa cómo andamos? Sabemos que las relacione interpersonales, laborales, familiares, amistosas, entre libertarios/as no son siempre fáciles ¿Tenemos maneras libertarias de vivir y resolver nuestras diferencias, nuestros conflictos?

Ejercicio 6: analizar y trabajar la relación entre la red @ y el GEAL y otros compañeros de acá y de allá...

¿Cuántas veces nuestras acciones, decisiones, palabras, están en consonancia con nuestros principios? ¿Cuántas veces hacemos como los curas, "hagan lo que yo digo pero no lo que yo hago? ¿No será en esta brecha (con perdón de Raúl Zibecchi) que nace el @ real? Los intentos de reducir el abismo haciendo invocación de los principios, blandiendo teorías como si fueran faroles o espadas, ¿serán la solución? ¿O estaremos haciendo de nuevo como los curas, enarbolando conceptos desarraigados, sin darnos cuenta que ese desarraigo es también lo que impide la germinación de lo nuevo que queremos?

Ejercicio 6: que las palabras cuerpeen lo más posible, para que se perviertan lo menos posible. Si se puede, hablar con el compañero que está sentado a nuestra izquierda, codo a codo, el comunero de Aragón...

Estos "ejercicios" no son recetas para los demás, son apenas algunas de las actividades que trato de realizar en mi @cotidiano, mi @ real....Invito a los cumpas a compartir el análisis de nuestros @ reales, a socializarlos, hasta desnudarlos si es preciso... Para continuar de otra forma, ¿alguien conoce chistes de @?

............Eu prefiro estar @ a ser @, prefiro os fluxos aos.............

alfredo martín
Tininha (última línea explícita) y Luan también (entre las líneas).

 

Comunidad del Sur

Presentación
Propósitos
45 años de historia
Red de Cultura Libertaria


Comunidad del Sur

Justo M Alonso Gonzalez 1534 (Ruta 8 km 16.800)
Tel 22221450
e_mail: ecocom@chasque.apc.org