LAS PRAXIS ENACTIVAS Y LO INSTITUYENTE

En todos estos procesos siempre hay un factor aglutinador que es capaz de ser referente para todo el conjunto de miembros, y al cual se recurre en tiempos de crisis. Esto puede ser un texto de tipo sagrado para las comunidades religiosas, o una autoridad jerárquica aceptada como tal, o unos textos y autores de alguna ideología en los casos más políticos, y además suele ser bueno tener un enemigo común contra el cual poderse poner todos en mayor acuerdo. Lo malo es que tal enemigo común, por ejemplo, no sea algo externo, sino que venga a ser habitual que sea interno, y entonces las luchas de tipo endogámico acaban por deshacer cualquier proyecto. No es fácil construir un proceso de comunidad sin bordear este tipo de referentes, y a veces sin caer en polémicas que nos llevan a posturas aparentemente ideológicas contrapuestas, y de ahí a rupturas. En lo ideológico se encubren muchas veces la necesidad de establecer cuales son las fronteras y los referentes aglutinadores mas personales.

Por suerte en la Comunidad parece que siempre se ha partido más de pensar desde la práctica que desde las verdades del anarquismo más clásico, o de algunos referentes ideológicos cerrados, sea en el ecologismo, pedagogía, etc. En estos temas de venerar a los clásicos o ponerse a la tarea de ser creativos, parece que se ha optado por el estilo más artístico de tratar de improvisar con los materiales y elementos disponibles en cada momento. Y seguro que eso ha venido dando bastante buenos resultados según lo que se comprueba en estos 45 años. La anécdota de Lourau cuando les visitó y después de oír todas las quejas y auto-criticas que ellos se hacían, les planteó que ahora debían dar la explicación de porque consiguen sobrevivir tanto tiempo a pesar de todo. Es decir que la acción práctica es una fuente más rica de reflexión que muchas de las polémicas teóricas que a veces son solo flagelaciones inútiles.

También esta anécdota puede traernos otra reflexión añadida sobre el exceso de ver de cerca el proceso y no ser capaces de tomar alguna distancia para poder contemplar en el tiempo y en el espacio otros factores fundamentales para la sociedad, aunque para los de adentro no queden tan claros. Cuando uno está tan metido en un proceso tan total y abarcativo como es este modelo de Comunidad, es difícil verse desde fuera. Pero también hay que reconocer que en general la imagen externa siempre es muy positiva entre los movimientos progresistas. Otra cosa es que se critiquen algunos aspectos, o que no se quiera entrar a este tipo de procesos por distintos motivos, pero casi siempre se registra una cierta admiración ética, pedagógica, y productiva de la Comunidad. A lo que esto viene entonces es a reforzar que la construcción de estrategias potenciales y creativas, ha de ser con reflexiones amplias, no encerradas en si mismas, pero siempre desde los procesos prácticos en marcha y desde sus protagonistas.

Sin embargo en buena parte de los textos dominantes publicados en el Norte hay mucho más de teorizaciones abstractas, y de análisis semiológicos sin fundamentos en las practicas y estrategias comprometidas, que otra cosa. Hay pues que reseñar que en este sentido la Comunidad ha ido produciendo algunos artículos de reflexión que están más pegados a la realidad, y que sin embargo no han circulado mucho. Es un problema que teniendo una imprenta y una editorial no se haya hecho quizás más hincapié en la propia reflexión sobre tanta experiencia acumulada. No solo sobre la propia, sino también de forma comparada, aprovechando las oportunidades de múltiples seminarios y encuentros en que se ha participado. Y también haber aprovechado a las personas que desde fuera han ido apoyando, discutiendo, etc. todo el proceso, para ir construyendo toda una reflexión que aporte sistematización y estrategias.

Hay otra posición posible dentro de estos procesos construidos desde abajo, y es el “basismo”, u opción en que se piensa que todo lo que viene de las bases es positivo. En estos casos se llega a tener como referente indiscutido al “pueblo”, como un concepto que sirve para definir los referentes a los que se contraponen el capital, la burocracia, etc. En algunas tradiciones cristianas liberadoras se llega a postular que es dios quién esta ahí, y en otras tradiciones se postula que existe una “ciencia popular”.

 

Comunidad del Sur

Presentación
Propósitos
45 años de historia
Red de Cultura Libertaria


Comunidad del Sur

Justo M Alonso Gonzalez 1534 (Ruta 8 km 16.800)
Tel 22221450
e_mail: ecocom@chasque.apc.org