Carta abierta de un consumidor

Hoy, mientras lavaba espinaca para hacer una pascualina, decidí escribirles estas líneas.
Hace tres semanas que consumimos productos de sus chacras, y se nota la diferencia.
Bien lindo es el placer de sentir que comemos más verduras y menos fertilizantes. Mi cuerpo y mi alman me los agradecen.
Cuando las estoy preparando me siento tranquila, con el pecho más amplio, respirando más profundo. Y me percivo dispuesta a cocinar, a entablar ese diálogo cotidiano con los alimentos. A cuidar cada fruta y cada verdura. Hasta he tenido la sensación de que los utensillos están menos sucios.
De mi parte, la intención de consumir estos productos.
Porque la energía que de ellos emanan en la cocina es un regalo de la naturaleza y el placer de percibirla una posibilidad que ustedes nos dan.
Y aquí estamos agradeciendo... porque de eso también se trata la vida.

Pachi
(Analucia, Rodri, Vera y Maia)

VOLVER AL ÌNDICE DE OPINIONES Y TESTIMONIOS

    Servicio de educación ambiental
Granja ecológica
 

Justo Alonso González 1534 - Montevideo
Tel:(+598 2) 222 1450
ecocom@chasque.net